El marketing de contenidos es una vía de publicidad online que sigue en la cresta de la ola, contando con múltiples formatos y plataformas para ser usados por las empresas y por marcas. Para ser competitivas y llegar a su segmento de público objetivo, las compañías deberán permanecer atentas a las nuevas apariciones tecnológicas y herramientas disruptivas para generar contenido valioso e innovador.

Cabe recordar que el marketing de contenidos, en lugar de centrarse en promocionar el aspecto comercial de un producto o servicio, pone el foco en la elaboración de contenido de valor para el cliente a través del canal mejor adaptado a las exigencias del target -ya sea un blog corporativo, un canal de vídeo en streaming, las redes sociales o una página web-. Conseguir la viralidad, apostar por el storytelling o generar hype entre los seguidores son algunos de los propósitos esenciales de este tipo de marketing.

Si la estrategia es buena, el marketing de contenidos implica numerosas ventajas, como la generación de una imagen de marca positiva, la mejora de la reputación, la diferenciación con respecto a la competencia, la optimización de los índices de conversión de la marca, el incremento de las ventas o la generación de engagement.

Para poder perfeccionar tu estrategia de marketing de contenidos con respecto a 2017, te contamos cuáles son las tendencias más importantes que incidirán sobre la publicidad online el año que viene.

Inteligencia Artificial

Tanto las pymes como las grandes empresas pueden exprimir notablemente el jugo de las herramientas de inteligencia artificial y del machine learning. La era de la empresa inteligente ha llegado y las aplicaciones para el marketing de contenidos son muchas.

La inteligencia artificial puede emplearse para comprender mejor el contenido de las palabras clave, estudiando el desarrollo de piezas que mejor encajen con la audiencia. También pueden emplearse soluciones de curación de contenido más sofisticadas, automatizar mejor la distribución y monitorización de contenidos, descubrir patrones comunes a los seguidores para vender más, anticiparse a los movimientos de los usuarios gracias al Big Data y el marketing predictivo, y mejorar con creces el SEO.

De hecho, visionarios como el propio Mark Zuckerberg, no conciben el futuro de sus plataformas sin asociarlos al auge de la inteligencia artificial.

Internet de las Cosas

Estamos casi inmersos en la era de la hiperconectividad, en la que cada vez tendremos una mayor cantidad de dispositivos conectados entre si gracias al Internet de las Cosas. Con la expansión del IoT y la proliferación de hogares conectados, smart cities y coches conectados, el desafío para los responsables de marketing online será desarrollar contenidos capaces de responder a cada uno de los diversos dispositivos dentro del espacio IoT.

De esta manera, los creadores de contenido digital podrán proporcionar contenido personalizado basado en la ubicación, los datos de monitoreo y las alertas en tiempo real directamente a cada dispositivo.

Con el perfeccionamiento del marketing de contenidos, será posible incluso, que los minoristas, envíen contenido basado en datos de proximidad como el clima, los días de la semana o la geolocalización.

Realidad Aumentada y Realidad Virtual

Sin duda, 2016 ha sido el año de la realidad virtual y de la realidad aumentada, con fenómenos masivos como el éxito apabullante de Pokemon GO. Estas tecnologías en incipiente desarrollo y con grandes expectativas de crecimiento han revelado su potencial para revolucionar por completo los negocios.

Así, el marketing de contenidos estará estrechamente vinculado a la creación específica de vídeo concebido para los cascos y gafas de realidad virtual. Un ejemplo lo encontramos en la importancia progresiva que adquirirán las Oculus Rift de Facebook en los próximos años.

Los usuarios se decantan en especial por los contenidos de carácter visual, capaces de generar más engagement, por lo que aquellos optimizados para los dispositivos VR podrían experimentar un crecimiento exponencial y liderar su nicho de mercado por delante de sus competidores.

Retransmisión de vídeo en directo

La retransmisión de vídeo en directo se ha extendido como la pólvora este año y proseguirá su expansión durante el 2017. Todas las plataformas sociales se han inclinado por facilitar esta opción a sus seguidores: desde Snapchat a Twitter -ahora sin Periscope-, Facebook, WhatsApp o Instagram, en consonancia con las cámaras cada vez de mayor calidad de los teléfonos inteligentes. El vídeo es el formato rey, y la retransmisión en directo causa furor entre los internautas.

Por ello, incorporar la transmisión en streaming como parte elemental de tu estrategia de marketing de contenidos es fundamental para despuntar, ya que sigue siendo un área todavía no demasiado explotada y sumamente útil para los medios de comunicación.

Mejora de los algoritmos de búsqueda

En el marketing de contenidos es fundamental tener un ojo siempre puesto en las actualizaciones y modificaciones de los algoritmos de Google y de las principales redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram. Solo así sabrás como trabajar y mejorar tu SEO orientándolo y readaptándolo a las tendencias del momento como la optimización para dispositivos móviles, el SEO local o las búsquedas por voz.

Si quieres tener visibilidad orgánica, no te pierdas las novedades que te contamos sobre Google Penguin 4.0 y optimiza tu contenido desde el primer momento. Recuerda que los algoritmos son cada vez más “humanos” y se centran cada vez con mayor incidencia en la intención de los usuarios y la mejora de su experiencia de búsqueda.

Ecommerce desde redes sociales

Por último, y no por ello menos importante, cabe destacar la importancia que tendrá la compra directa desde las redes sociales. Las plataformas querrán atraer cada vez más tráfico y visitas más largas de los usuarios, siendo empleadas como ecommerce gracias a la incorporación de botones de compra en redes como Instagram, Twitter, Facebook o Pinterest, entre otras.

Conforme las redes integren un mayor número de aspectos propios del comercio electrónico, el marketing de contenidos deberá poner el foco en convertir las redes más “típicas” en plataformas híbridas con capacidad de vender online cada vez más centradas en los ingresos. Uno de los pilares será, por tanto, la capacidad de convertir las interacciones sociales en ventas, generando contenidos que inciten a ello. 

Por otra parte, los responsables de marketing deberán encontrar nuevas plataformas alternativas para lograr mayores oportunidades de visibilidad orgánica sin recurrir a anuncios online de pago en plataformas como Facebook Ads o Google Adwords.